Más campañas

Valentino :
85 años de alta costura

¡Feliz cumpleaños, Valentino!

Durante más de medio siglo, ha vestido a las mujeres más ricas y glamurosas de este planeta con vestidos memorables, con un gusto impecable y con una elegancia atemporal. El símbolo de la alta costura, Valentino Garavani, cumple este próximo 11 de mayo, 85 años y, para celebrarlo, Stylight ha creado una cronología donde destaca sus mayores logros y las creaciones más icónicas que ha ideado durante su distinguida trayectoria.

[unex_ce_button id="content_77rct5wuh,column_content_l8toxbffn" button_text_color="#ffffff" button_font="bold" button_font_size="15px" button_width="auto" button_alignment="left" button_text_spacing="2px" button_bg_color="#000000" button_padding="15px 60px 15px 60px" button_border_width="0px" button_border_color="#000000" button_border_radius="0px" button_text_hover_color="#000000" button_text_spacing_hover="2px" button_bg_hover_color="#ffffff" button_border_hover_color="#ffffff" button_link="http://love.stylight.es/wp-content/uploads/sites/31/2017/05/Stylight-85-años-de-alta-costura-Infografía.zip" button_link_type="download" button_link_target="_self" has_container="" in_column="1"]DESCARGAR INFOGRAFÍA[/ce_button]

Inicios de su carrera

Valentino Ludovico Clemente Garavani nació un 11 de mayo de 1932, en Voghera, una pequeña localidad en la provincia de Pavía, al norte de Italia. Desde pequeño, Valentino mostró su interés por la moda y una gran admiración por la belleza femenina. A los 17, inspirado por Lana Turner y Judy Garland en Ziegfeld Girl, decidió dejar la escuela y mudarse a París para estudiar diseño.

Después de varios años en la capital francesa, el futuro modisto regresó a Roma donde fundó, en 1967, la maison Valentino. Sus vestidos poco a poco empezaron a ser más populares y reconocibles debido al rojo Valentino, de inspiración puramente española.  Esta es, además, la época en la que conoció a Giancarlo Giammetti, quien se convirtió en su socio y compañero de viaje durante más de una década, ayudando a que la maison siguiera triunfando y se convirtiera en lo que es hoy: una marca de referencia.

Década de los 60 y 70

La consagración de Valentino ocurrió en los 60, una década que él mismo define como su favorita. “Fueron una especie de pequeña revolución, la ropa era divertida, pero no demasiado exagerada” comentó el diseñador. En 1962, debutó en el Palacio Pitti, aumentando su popularidad y el reconocimiento de su trabajo por parte de la industria de la moda. 6 años más tarde, el modisto logró uno de sus mayores triunfos: crear una colección totalmente blanca. Además, en este mismo momento, el mítico logo de la marca hizo su primera aparición.

Durante esta misma época, Valentino empezó a diseñar vestidos para algunas de las mejores vestidas durante aquellos tiempos, incluyendo Audrey Hepburn, Elizabeth Taylor y Jacqueline Kennedy, para la cual creó su vestido de boda junto con el griego Aristotle Onassis en 1968. Poco a poco, sus vestidos se empezaron a considerar un emblema de la moda italiana. 3 años más tarde, el modisto fue retratado por Andy Warhol, otro artista que se movía en los mismos círculos que él en Nueva York y París.

Década de los 80 al Nuevo Milenio

Valentino comentó recientemente a Harper’s Bazaar que no le gustó para nada la década de los 80. “Fueron un momento vulgar en la moda”. Durante esta década, se decidió a lanzar una colección de ropa de niño y una colección para jóvenes llamada Olivier en honor a uno de sus carlinos.

Durante los años 90, el diseñador estrechó relaciones con la Princesa Diana, quien apareció en 1997 en la portada de Vogue UK luciendo uno de sus icónicos vestidos rojos. Mientras que su empresa vivió algunos cambios - la adquisición por parte de HdP y más tarde la del Grupo Marzotto - Valentino siempre siguió siendo el único director creativo, figura que representaba a la marca.

Respecto al Nuevo Milenio, “amo los años 2000 porque todo el mundo comenzó a amar la alta costura” comentó el italiano. En 2001, Julia Roberts recogió su Óscar por su papel en Erin Brockovich vestida de Valentino con un vestido blanco y negro. El diseñador mismo se refiere a este momento como uno de los más remarcables en su carrera.

El último emperador

En 2007, Valentino anunció su retirada del sector de la moda. Su último desfile se celebró en enero de 2008 en el Museo Rodin en París, con modelos legendarias como Naomi Campbell, Claudia Schiffer y Eva Herzigova, con quienes ya había trabajado a lo largo de su carrera. Maria Grazia Chiuri y Pierpaolo Piccioli fueron ambos nombrados directores creativos de la maison, mientras que Valentino siguió trabajando en ciertas comisiones. Entre ellas, el vestido de novia de Anne Hathaway en 2012 y el de la Princesa Magdalena de Suecia en 2013.

El año pasado, Valentino se involucró en la producción y en el diseño de los trajes de La Traviata, ópera dirigida por Sofia Coppola. Hoy, Piccioli es el único director creativo de la marca, mientras que Valentino sigue trabajando en proyectos especiales y vive una vida tranquila junto con sus 5 carlinos: Molly, Maggie, Margot, Maude y Monty. A pesar de haberse retirado, poco ha cambiado en la maison: su marca sigue creciendo e inspirando a miles de personas, y su trabajo sigue siendo igual de relevante y de solicitado por las celebrities.

¡Esperamos que disfrutes de tu día!